Cirugía de juanetes

¿Qué es un juanete?

Un juanete es un problema debido a una deformidad en el pie denominada  ”Hallux Valgus”. El término “hallux valgus” proviene del latín y significa desviación del dedo gordo hacia afuera.  El hueso que une el dedo gordo, primer metatarsal, se vuelve prominente en el borde interno del pie. Este abultamiento es el juanete que no es más que hueso y tejido blando.

¿Qué causa un juanete?

La causa más común de los juanetes es el uso prolongado de calzado inadecuado, normalmente zapatos con la punta fina o estrecha que aprietan los dedos en una posición no natural.

Otra causa es artritis y polio. En algunos casos puede tener un componente genético hereditario. Pero estos casos tienen una casuística muy baja.

Un estudio de la asociación de traumatólogos de pie y tobillo americanos dató en más del 88% las mujeres americanas que llevan calzado demasiado pequeño y un 55% tiene juanetes. Por lo que no debe de sorprender el hecho de que los juanetes son 9 veces más comunes en mujeres que en hombres.

¿Se pueden prevenir los juanetes?

Los juanetes en muchas ocasiones se vuelven dolorosos si progresan, pero no todos progresan. Muchos problemas de juanetes se pueden resolver sin pasar por quirófano. Por lo general, los juanetes que no molestan no necesitan ser intervenidos quirúrgicamente, por esta razón los cirujanos ortopédicos no recomiendan cirugía preventiva en los juanetes que no duelen.

El dolor de los juanetes se puede solventar de manera exitosa en la mayoría de los casos, simplemente cambiando el calzado a uno que se ajuste de manera correcta y no comprima el pie ni los dedos:

  • No seleccione el calzado de acuerdo al número que aparece en el marcado. Las tallas varían mucho dependiendo de la marca y estilo. Elija el calzado que mejor se ajuste a su pie.
  • Elija el calzado que se asemeje lo máximo posible a la forma de su pie
  • Mida su pie regularmente, pues la talla de su pie cambia con la edad.
  • Mida ambos pies. La mayoría de la gente tiene un pie más grande que otro. Elija el calzado de acuerdo al pie más grande.
  • Pruebe el calzado al final del día, que es cuando sus pies están más grandes.
  • Pónganse de pie cuando se pruebe el calzado y asegúrese que exista el espacio adecuado entre el dedo más largo y el final del zapato.
  • El talón debe ajustarse de manera cómoda en el zapato y no debe resbalarse.
  • Camine con los zapatos puestos para asegurarse de que se ajustan bien y se siente usted cómodo.

Tipos de cirugía de juanetes.

Los cirujanos ortopédicos utilizan muchas técnicas distintas para tratar los juanetes. El objetivo común de todas ellas es realinear la articulación, quitar el dolor y corregir la deformidad. Estos procedimientos son:

  • Reparar los endones y ligamentos alrededor del dedo gordo. Estos tejidos pueden estar demasiado apretados en un lado y demasiado sueltos en el otro, creando así un desalineamiento que causa que el dedo gordo se tuerza hacia los demás. Normalmente se combina con una osteotomía, procedimiento que acorta los tejidos sueltos y alarga los apretados.
  • Artrodesis. Extracción de la superficie articular dañada, seguida de la colocación de tornillos, agujas o placas para mantener las superficies unidas hasta que se cure. Se usa en pacientes con juanetes severos, artritis severa y cuando otros procedimientos fallan.
  • Exostectomía. Extracción del abultamiento en la articulación del dedo. Este procedimiento se usa muy poco porque no suele corregir la causa del juanete.
  • Artroplastia. Extracción de la parte dañada de la articulación; se practica en pacientes mayores, que han sido ya intervenidos de juanetes o tienen artritis severa.
  • Osteotomía. El cortado y realineado quirúrgico.

La mayoría de pacientes que son intervenidos de juanetes experimentan una reducción del dolor en el pie después de la cirugía y una mejora significativa en el alineamiento del dedo gordo.

La cirugía de juanetes no le permitirá llevar una menor talla de calzado o zapatos más estrechos. De hecho, tendrá algunas restricciones en cuanto al calzado el resto de su vida. Recuerde que la principal causa del juanete es un calzado estrecho; si regresa a ese tipo de calzado el juanete volverá a salir.

La cirugía

Casi siempre los juanetes son operados en régimen ambulatorio y con un bloqueo anestésico a nivel del tobillo, en el que su pie quedará dormido pero usted permanecerá despierto. La anestesia general o raquídea se usa en algunos casos. La cirugía dura aproximadamente una hora, después estará listo para irse a su casa en 2 ó 3 horas.

Menos del 10% de los pacientes tienen complicaciones después de una intervención de juanete. Las complicaciones más frecuentes son infección, recidiva del juanete, daños en nervios y dolor continuo. Si ocurriera alguna de estas complicaciones, son todas tratables.

Su recuperación

Será dado de alta del hospital con unas vendas que sujetarán su dedo en la posición correcta. Llevará un zapato postquirúrgico especial o una escayola para proteger su pie. Las suturas se quitarán 2 semanas después de la cirugía, pero su pie va a requerir del calzado especial entre 6 y 8 semanas. Puede que su cirujano le aconseje llevar muletas durante los primeros días después de la cirugía. Podrá poner de manera gradual más peso en el pie mientras vaya cicatrizando la herida. De todas formas, camine sólo distancias cortas durante las primeras semanas después del quirófano. Podrá volver a conducir en una semana.

Mantenga el pie elevado lo máximo posible durante los primeros días después del quirófano, y póngase hielo para aliviar el dolor e inflamación. Tendrá el pie algo inflamado durante 6 meses. Cuando le retiren el calzado específico lleve sólo zapatillas deportivas o zapatos de piel blandos durante los primeros meses hasta que se haya curado por completo. No use tacones hasta que pasen 6 meses.

Ejercicios de recuperación

Postoperatorios:

  • Movimientos de tobillo: mueva su pie hacia arriba y hacia debajo de manera rítmica contrayendo el gemelo. Realice este ejercicio durante 3 o 4 minutos 2 ó 3 veces a la hora.
  • Caminar: Caminar de manera adecuada con el zapato postoperatorio es importante; al principio caminará con muletas. Su cirujano le dirá cuánto peso deberá poner en el pie.

Avanzados:

  • Enrollamientos de toalla: Coloque una pequeña toalla en el suelo e intente cogerla con los dedos de los pies hacia usted. Puede aumentar la resistencia poniendo un peso al final de la toalla. Relax y repita el ejercicio 5 veces.
  • Puntillas con el pie: pónganse de puntillas  y vuelva a la posición natural; aguante 5 segundos en cada posición y repita 10 veces.
  • Estiramientos dedo gordo: coloque una goma elástica entre los dos dedos gordos  de los dos pies y tire de cada dedo gordo en dirección opuesta al otro. Aguante 5 segundos y repita 10 veces.
  • Estiramientos dedos: ponga una goma elástica alrededor de todos los dedos de un pie y sepárelos. Aguante 5 segundos y repita 10 veces.
  • Apretamiento dedos: ponga unos pequeños corchos entre cada dedo del pie y apriételos durante 5 segundos, repita 10 veces.
  • Canicas: ponga 10 canicas o bolitas en el suelo e intente coger una a una las 10  depositándolas en un recipiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>